Mi nombre es Tania, y supe que quería fotografiar el mundo y lo que el abarca el día que hice mi primera comunión y me regalaron una cámara de esas que ya muy pocos usan, una cámara analógica... 

 

Un día dándole vueltas a ese instante, ese regalo, me di cuenta de que me encantaría tener una foto para recordarlo y no buscarlo en mi memoria... (momento que perderé si algún día la memoria me falla), y eso es lo que pretendo...que los instantes mágicos de vuestras vidas queden guardados para siempre, para vosotros y para los que vendrán despúes... 

 

Cuantos de nosotros conocemos a nuestros bisabuelos, o abuelos, o familiares que ya no estan gracias a esas fotos que un dia alguien decidió sacarles o sacarse...

 

Sobre mi trabajo os dire que me encantan las fotografías naturales, en las que se plasma sentimiento, por lo tanto, no me gustan las fotos artificiales que enseñan algo que no hay.... retratar una sonrisa verdadera o una mirada de complicidad es lo que principalmente busco.

 

Considero mi trabajo algo demasiado importante en mi vida, una responsabilidad enorme con vosotros y conmigo misma, por lo que pondré el alma cada vez que presione el boton de disparo.

 

Te invito a visitar mis imágenes, mis recuerdos y los de las personas que han pasado por mi cámara. 

 

No dudes en ponerte en contácto conmigo para cualquier tipo de duda o consulta, estaré encantada de atenderte.

 

Un saludo.